Back to all inspirations

Las mejores referencias de La Melonera
Feb 19, 2021

Author

wineclub

Share this article

maridaje para un vino tinto

La bodega La Melonera es en parte el corazón de The Wine & Country Club. Una bodega joven, con una historia profunda, que se ha convertido en poco tiempo en una referencia para aquellos a quienes les gusta salirse de los canales comerciales y descubrir vinos con estilo propio y personalidad.

El objetivo de La Melonera, tanto en su nacimiento en 2003 como ahora, era levantar de nuevo un legado histórico: recuperar para la región de Ronda —y para el mundo entero— una tradición vitivinícola con más de tres milenios de antigüedad.

Una bodega que nace para recuperar variedades autóctonas de uvas casi olvidadas, al borde de la extinción, como tintilla de Rota, tomé o melonera. Por ello, La Melonera es sinónimo de autenticidad, de memoria, de raíz. Y es que el trabajo que se lleva a cabo para recuperar y poner en valor la tradición vitivinícola andaluza la ha convertido en un estandarte de la I+D+i en el mundo del vino.

 

Los vinos de Ronda  

 

Cultivar la tradición vitivinícola en Ronda no es tarea fácil. Por la compleja orografía de su terreno y sus serpenteantes carreteras, la Denominación de Origen Sierras de Málaga hace casi imposible trabajar la vid de otra forma que no sea manual. 

Sus viñedos recuerdan al Priorato tarraconense, salvo que los suelos en Ronda son especialmente calizos y, su estilo rondeño es en realidad un estilo personalizado, marcado por el trabajo individual de cada productor local.

El boom bodeguero de Ronda ha demostrado no ser tal cosa, sino una gran tradición vitivinícola. En los últimos años, la producción ha aumentado y, actualmente, Ronda está en un pedestal en el panorama nacional del vino.

En la comarca se concentran la mitad de las bodegas de la provincia de Málaga y cuenta con una Ruta del Vino certificada por la Asociación Española de Ciudades del Vino. Detrás del atractivo en que se ha convertido Ronda para los amantes del vino se encuentra el trabajo de muchos agricultores, productores, enólogos y empresarios que dedican su vida a obtener los mejores caldos de sus viñedos.

Grandes referencias para tu bodega

Aunque la joven bodega tiene ya en su haber algunas referencias fabulosas, Yo Solo se ha convertido en lo que se llama un auténtico vino de autor. De cada añada salen al mercado unas 500 botellas, lo que lo hace aún más exclusivo.

Se trata de un vino 100% autóctono andaluz, elaborado con uva de una variedad 100% andaluza —mitad Blasco, mitad melonera— y cultivado y elaborado con todo mimo en mitad de una dehesa de encinas centenarias.

Dedicado al insigne malagueño Bernando de Gálvez, héroe de la independencia de Estados Unidos y uno de los responsables de que las plantaciones de viñedos llegasen a California, Yo Solo es un vino orgullosamente andaluz que hunde sus raíces en la memoria del tiempo.

De Yo Solo surgen aromas a fruta roja y negra de bosque, especias. En boca, resulta sedoso con taninos maduros muy bien integrados y, a la vez, muy golosos. Un vino con una marcada personalidad por el terruño y las variedades autóctonas de las que procede.

Payoya Negra es otra de las referencias de la bodega La Melonera que merecen atención. Se trata de un tinto de al menos 12 meses de crianza que coge su nombre de una cabra autóctona andaluza con cuya leche se hace el queso de cabra Payoya en la Sierra de Cádiz y la Serranía de Ronda. 

Un vino muy personal, puro y con arte, que mezcla excepcionalmente bien las variedades tintilla de Rota, romé y syrah. Color rojo picota, con destellos violáceos, Payoya Negra tiene un complejo e intenso aroma de especias dulces con notas balsámicas y un discreto fondo tostado. Un vino de gran personalidad que ha recibido numerosos premios.

La Encina del Inglés es otra de las creaciones de La Melonera, quizá el vino que mejor representa la esencia de donde procede, Ronda.

Un vino con aromas a fruta roja y negra del bosque, fresco con notas de hierba recién cortada.

Este elegante vino tinto joven, con un toque de crianza, envejecido durante 6 meses en tinas de 60 Hl de roble francés es el homenaje de La Melonera a esos ingleses que, a partir de su amor y respeto por los paisajes rondeños, dieron carácter universal a esta bella ciudad andaluza.