Back to all inspirations

Las mejores bicicletas para descubrir la Sierra de Ronda
Mar 26, 2021

Author

wineclub

Share this article

En tus rutas por la Serranía de Ronda y aledaños, siempre te acompaña una de tus mejores amigas: tu bicicleta. Pero depende de por dónde vayas, tipo de terreno si es tierra, asfalto, etc., es necesario conocer qué bicicleta es mejor para qué tipo de recorrido y de vía.

Para tus salidas por las inmediaciones de The Wine & Country Club, es decir, por carretera y terrenos asfaltados, teniendo en cuenta la relación calidad-precio, cuota de mercado, diseño, accesibilidad y desarrollo en I+D, lo mejor es elegir una de estas bicicletas:

  • Specialized
  • Scott
  • Trek
  • Giant
  • Canyon
  • Cannondale
  • Orbea
  • BMC
  • Pinarello
  • Bianchi

Las marcas anteriormente citadas, además de por lo ya mencionado, son referentes en el mundo del ciclismo por su prestigio, servicio técnico, un stock permanente de recambios, estar respaldadas por icónicos profesionales del mundillo, por su nivel de personalización, comodidad, seguridad, en definitiva, por ofrecer un servicio de altura.

Sin embargo, si lo que vas a realizar es una ruta de montaña, la tipología de bicicleta cambia radicalmente. Dentro de esta categoría, hay que diferenciar entre distintas subcategorías: enduro, diseñadas específicamente para los descensos complicados; cross country, rígidas, polivalentes e indicadas para terrenos no muy complicados; trail, de doble suspensión; descenso, para realizar descensos extremos; fat bikes, se caracterizan por el amplio balón que tienen los neumáticos que montan y están pensadas para rodar por barro, arena o nieve; y las e-bikes, las eléctricas que ayudan al pedaleo.

Al tiempo, hay que considerar también el tamaño de las ruedas y los neumáticos. Al final, la clave reside en ser lo más realista posible en cuanto al tipo de terreno en el que vamos a montar y en nuestras limitaciones físicas.

Algunas de las mejores bicicletas son: 

  • Moma Peak
  • BH Spike 1.0.
  • Voodoo Bizango
  • Cube Attention SL
  • Trek Roscoe 7
  • Rockrider XC 900
  • Canyon Spectral AL 6.0
  • Merida Ninety-Six
  • Cannondale Scalpel Carbon LTD
  • Specialized S-Works Epic

Algunas de las características que hacen sobresalir a estas bicicletas son la resistencia, durabilidad, mayor tracción e inercia, que favorecen el descenso, ayudan a la estabilidad en terrenos difíciles, versatilidad, una conducción más reactiva y radical, mayor seguridad, agilidad en la parte trasera, más equilibrio, comodidad o una suspensión más eficiente. 

Opciones hay para todas las modalidades, gustos y bolsillos. Lo mejor es tener una para cada tipología de salida en bicicleta, es decir, una de carretera y otra de montaña. 

Los mejores complementos para tu bicicleta   

 

Además de los accesorios habituales de calzado especial y casco, existen multitud de complementos para sacarle el máximo partido a tu salida en bicicleta. En cuanto a la seguridad, es bueno contar con un sistema de señalización que permita, sobre todo en las salidas por carretera, que los coches te vean a larga distancia. Estos sistemas suelen ser luces LED que indican la dirección que se va a tomar, ayudando así a que los conductores entiendan los movimientos incluso en la oscuridad y se minimicen los peligros.

También para los recorridos por carretera es una buena idea colocarle a la bicicleta retrovisores específicos. Gracias a ellos se evita que se tenga que girar la cabeza para ver si viene un coche u otros ciclistas. Se evita un momento de distracción por tener que quitar la mirada del camino para ver hacia atrás. 

Al tiempo es bueno contar con un GPS especial para bicicletas. Sobre todo, para aquellos recorridos de montaña, siempre puede haber despistes y una guía que te lleve de nuevo a casa es toda una salvación. Además, es mejor que un móvil por la duración de la batería, que es mayor, y que cuenta con una mejor señal para encontrar satélites.

Por último, hay que ser precavidos y llevar algunas herramientas clave que pueden ser la diferencia entre poder continuar cómodamente con el paseo o ruta ante algún imprevisto o tener que suspenderla.