Back to all inspirations

Biofilia, o cómo vivir en un entorno más sano
Abr 20, 2021

Author

wineblog

Share this article

No cabe la menor duda de que el estilo de vida que llevamos en la actualidad no es precisamente sano. La vida gira en torno a las ciudades —grandes urbes en las que el ritmo de vida va a una velocidad casi inalcanzable—, a la tecnología. Vivimos inmersos en la rueda de la sociedad de consumo, la producción a gran escala, y nos hemos acostumbrado a ello como si formara parte intrínseca del ser humano.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Este estilo de vida impostado y artificial no tiene nada que ver con el lado ancestral del ser humano. 

La historia de la humanidad ha transcurrido en estrecha vinculación con la naturaleza, convirtiendo al homo sapiens en un ser biocéntrico. Tantos millones de años conectados de manera tan dinámica y profunda con el entorno, definieron que las personas tengamos una necesidad imperiosa de estar en contacto con el resto de los seres vivos, ya sean plantas o bien animales.

 

¿Qué es la biofilia?

 

El primero en acuñar el término “biofilia” fue Erich Fromm desde el ámbito de la psicología, sin embargo, fue el biólogo Edward O. Wilson quien desarrolló el concepto de que las personas estamos irremediablemente vinculadas a la naturaleza y que este contacto es esencial para un desarrollo pleno tanto psicológico como físico.

Solo con esta definición ya podemos explicar el porqué de ese sentimiento de bienestar que nos inyecta la vida natural. Y es que podemos tener la certeza más absoluta de que el ser humano está biológicamente condicionado para la exposición a la naturaleza. Por tanto, la teoría de la Biofilia cobra más relevancia aún al entender que cada vez estamos menos expuestos a nuestro verdadero hábitat ancestral.

Uno de los hallazgos recientes más increíbles que explican el incremento de ciertos padecimientos es la falta de un entorno natural. ¡Déficit de naturaleza! Muchas de las dolencias de nuestros tiempos podrían tener que ver con un gran déficit ante la naturaleza que nuestros ancestros experimentaban de forma cotidiana.

Parece claro, por tanto, que uno de los pasos hacia una vida más saludable es incrementar el tiempo que pasamos al aire libre, en contacto con la vegetación y la fauna silvestre.

 

Un entorno más sano en The Wine & Country Club

 

Ese gran paso lo has dado ya al vivir en The Wine & Country Club. ¿Qué puede haber más biofílico que vivir en una hacienda bodeguera emplazada en medio de la dehesa rondeña, rodeada de vegetación? A medio camino entre encinas centenarias y olivos, abrazada por viñedos y custodiada por las Sierras de Grazalema y de las Nieves.

Un paso importante en una vida donde el autocuidado gana un peso significativo. Donde el reloj se permite descansar para que sea el propio ritmo vital el que marque el devenir del tiempo. Donde el contacto con el entorno natural no tiene que ser buscado y planificado, porque la naturaleza está en ti, en tu hogar.

El efecto biofilia ya se está teniendo en cuenta en el replanteamiento del diseño de nuestros hábitats y The Wine & Country Club es buena prueba de ello. No dudamos de que esta tendencia va a crecer exponencialmente en los próximos años en la medida que sigan surgiendo nuevas investigaciones que demuestren sus beneficios.