Back to all inspirations

¿Conoces las corrientes que acompañan a la slow life?
Abr 27, 2021

Author

wineblog

Share this article

La slow life o vida lenta es una corriente que engloba de forma 360º el modo en el que una persona desarrolla el día a día de su vida. Esto no solo supone ser consciente de lo que se hace en cada momento, siendo parte activa de cada pensamiento y actividad, sino que también existen otras corrientes complementarias que contribuyen a una mejor alimentación en uno de los casos y a ser más responsables con el medio ambiente en otro. Hablamos de dos de las filosofías que se relacionan con este movimiento de vida lenta, y son la slow food y la slow fashion.

 

El movimiento slow food

 

La slow food o comida lenta, según su traducción más literal, es un movimiento internacional que se contrapone a la estandarización de la gastronomía a la vez que promueve una nueva filosofía que combina el placer por la comida y su conocimiento. La slow food busca salvaguardar las tradiciones gastronómicas de cada alimento, zona o región de donde proceden y sus métodos de cultivo. En otras palabras, aspira a que se sea consciente de lo que se ingiere y esto haya sido adquirido a través de la forma más natural posible. Comer con atención, valorando en especial la calidad y, por lo tanto, teniendo en cuenta la procedencia de las materias primas, los ingredientes y el modo de cocinarlos.

 

 

Este movimiento es tan reconocido que cuenta con su propia organización, fue en 1986 cuando Carlo Petrini, como réplica a la creciente tendencia fast food, decidió crear una asociación que promoviera el placer de comer despacio, los productos naturales, las recetas locales y el deleite en los sentidos del gusto y el olfato sin prisa ninguna. Dicha asociación fue reconocida por la FAO en 2004 como organización sin ánimo de lucro.

Uno de sus puntos fuertes es la concienciación y se dedican a promover el uso de alimentos ecológicos, defender la biodiversidad, un consumo sostenible y responsable con los productores, además de querer salvaguardar el patrimonio alimentario de la humanidad y la cultura gastronómica de cada país. 

Slow fashion o moda lenta

 

Por su parte la slow fashion o moda lenta, es el movimiento que apuesta por piezas de ropa durables, de calidad y elaboradas bajo condiciones éticas. Este término vio la luz por primera vez en 2007 de la mano de Kate Fletcher, profesora de Sostenibilidad, Diseño y Moda en el Centre for Sustainable Fashion de Londres.

La filosofía que también defendió la diseñadora Vivienne Westwood rechaza la producción masiva de prendas y accesorios, para apostar por piezas hechas para durar. Y más allá del importante hecho de centrarse en la calidad, la slow fashion promueve la producción textil respetuosa con el medio ambiente y bajo condiciones éticas que antepongan los derechos humanos y laborales de los trabajadores.

Se alza como una necesidad ya que la industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo y en la que constantemente se pone en tela de juicio el trato de los derechos de los trabajadores que ejercen para ella.

Entre sus ventajas sobresalen, además:

 

  • Evitarás las compras compulsivas. El estrés o haber tenido un mal día muchas veces provocan que se realicen compras que ni se desean realmente y que acabarán al final del armario. Estas suelen estar asociadas, además, a precios bajos, por lo que no son prendas slow fashion.
  • Si te dejas llevar por la corriente slow fashion elegirás mejor tus prendas, apostando por básicos que te acompañarán siempre y de los que, temporada tras temporada, seguirás apostando por tu decisión. No pasan de moda.
  • De la mano de la slow fashion va la elección de prendas y accesorios vintage. Si eres un amante de lo antiguo, este es el mejor favor que le puedes hacer al medio ambiente y a tu armario.
  • Tomarás mayor conciencia de las etiquetas de la ropa, siendo consciente de su composición, apostando por el denim eco y el algodón bio, que a su vez lavarás en agua fría contribuyendo a periodos más cortos en la lavadora. Bueno para ti y bueno para todos.