Back to all inspirations

Escapada a la Sierra de Grazalema
Jul 6, 2021

Author

wineblog

Share this article

El parque Natural Sierra de Grazalema está a un paso, lo ves día a día desde el porche de tu hacienda bodeguera, pues quizá haya llegado el momento de disfrutarlo en directo haciendo una escapada a visitar sus famosísimos pinsapos.

La Sierra de Grazalema es un entorno muy especial, es el lugar donde se alberga la modalidad de abeto en peligro de extinción que es el pinsapo. Una especie descendiente de los abetos europeos y que hoy solo se puede encontrar en el Parque Natural Sierra de las Nieves y en Sierra Bermeja, ambos en Málaga. Para hacer de esta una experiencia completa, lo mejor es no perderse ninguno de sus pueblos más emblemáticos. ¡Abróchate el cinturón que empezamos!

Qué pueblos visitar en tu escapada a Grazalema   

 

En la ruta por la Sierra de Grazalema se recorren diversos pueblos blancos malagueños, en los cuales existen también una gran cantidad de rutas de senderismo con las que adentrarnos en la naturaleza y conocer de cerca a los exclusivos pinsapos. Además, en esta ruta se encuentra el espectacular conjunto de pinturas rupestres del Paleolítico en la cueva de la Pileta.

 

Grazalema

 

El pueblo que abandera el nombre de la Sierra es de obligada visita. En el corazón del Parque, este municipio está en las alturas y pone un punto blanco al extenso verdor del paraje. Merece la pena pasear por sus calles, como la de las Piedras y la de las Parras. Tomarse algo en su tradicional Plaza de España donde se encuentra el ayuntamiento y la iglesia de la Aurora, y, después, continuar hasta la iglesia de San Juan. Además, hay que conocer sus diversos miradores como el de Peñascos o el de los Asomaderos desde donde contemplar la Sierra.

El Bosque

 

Esta parada trata de un pequeño pueblo blanco a los pies de la Sierra y es una de las mejores puertas de entrada al Parque (en su Centro de Visitantes se pueden expedir los permisos que permiten visitar algunas de las rutas de senderismo de acceso restringido de la zona).

Como amante de la gastronomía, y más del queso, es muy recomendable visitar su Museo del Queso y aprovechar para llevarte el queso emborrado de oveja grazalemeña o el queso con vino oloroso.

 

Ubrique 

 

Al sur de El Bosque y Grazalema, Ubrique es conocido de forma internacional por su marroquinería y su artesanía de la piel, contando con su propio Museo de la Piel. De edificación medieval, recorrerás calles angostas y bonitas plazas, pasando por la ermita de San Antonio y el convento de los Capuchinos, que hoy es un centro de exposiciones. En sus inmediaciones también es importante ver el yacimiento arqueológico de Ocuri y la calzada que une Ubrique con Benaocaz, ambos restos de la época de los romanos.  

 

Benaocaz

 

Los 700 habitantes de Benaocaz lo convierten en un pequeño pueblo blanco que ha sido declarado conjunto histórico. En el punto de unión entre los parques naturales de la Sierra de Grazalema y el de los Alcornocales, conserva restos de su antiguo barrio nazarí como el empedrado. Son dignos de visita el Castillo de Tavizna, de origen nazarí, las ermitas de El Calvario y la de San Blas, y el mirador de Cintillo y Aguas Nuevas.

Decide la fecha y lánzate a la carretera a descubrir el encanto malagueño de la Sierra de Grazalema.