Back to all inspirations

Una residencia única en The Wine & Country Club
Ago 17, 2021

Author

wineblog

Share this article

Vivir de una manera relajada, con descanso asegurado y elaborando su propio vino. 

Tu única decisión es si quieres la hacienda bodeguera con más o menos hectáreas.

Entre viñedos, tranquilidad, un entorno natural que cuenta con todas las gamas de verde posibles, ahí es donde The Wine & Country Club levanta sus muros con sus opciones residenciales para aquellos que quieren vivir de una manera relajada, con descanso asegurado y elaborando su propio vino.

Ronda es el punto de referencia de lo que te espera en las haciendas bodegueras de The Wine & Country Club. Magia, pureza, Andalucía, clima, naturaleza, mar y montaña a pocos kilómetros. Tu única decisión es si quieres la hacienda bodeguera con más o menos hectáreas (entre 5 y 7) de entre las 28 disponibles que hay. A partir de ahí, solo disfruta de este paraíso residencial de alta calidad diseñado en exclusiva para el proyecto integrándose en el entorno hasta el más mínimo detalle.

colores de The Wine & Country Club

Tanto es así, que una de las haciendas claves del proyecto, La Caldera, tiene en su entrada una más que antigua encina. Además, el resto de la edificación, tanto de esta como del resto de haciendas, se ha realizado en base al paisaje. Arquitectura e interiorismo buscan resaltar y cuidar la dehesa en la que se encuentran las 28 haciendas que conforman el proyecto en conjunto. 

La decoración que las define tiene ese aire rural, campestre, pero que no pierde la delicadeza moderna y el lujo refinado. Colores neutros, piezas de auténtica artesanía y texturas y tejidos naturales como el lino de las cortinas. Ante todo, la luz natural es la gran protagonista de las haciendas bodegueras de The Wine & Country Club.  

 

¿Qué las hace diferentes?   

 

Todas las haciendas de The Wine & Country Club están rodeadas de vides de la Bodega La Melonera, que, con su equipo de expertos profesionales, ayudan a los propietarios a elaborar su propio vino.  

El excepcional clima de Ronda hace que estas residencias cuenten con dos salones, uno de verano en el porche al aire libre, y el de invierno, interior, pero con grandes ventanales de suelo a techo. Además, el salón de verano tiene una chimenea exterior para poder aprovecharlo también los días más frescos. 

rituales slow life

En sus interiores, las piezas contemporáneas se mezclan con otras más clásicas para crear esa fusión que nunca pierde su funcionalidad. Se apuesta por el contraste para crear carácter en cada una de las haciendas. Minimalismo elegante de líneas depuradas en la que los complementos y pequeños toques son los que le aportan esa luz y contraste. Y todas las estancias dan a los viñedos, cuentan con espectaculares vistas a los terrenos, terrenos en los que crecen las vides que llegado septiembre se recogen para la elaboración del vino más personal de cada propietario.  

Los exteriores, por su parte, han sido diseñados por la paisajista Rocío Sáinz de Rozas, quien ha integrado todos los elementos del entorno de cada residencia para que confluyan y den un resultado armonioso. Todas las haciendas, además de su propio viñedo, tienen la posibilidad de contar con un huerto orgánico para cultivar frutas y verduras para su propio consumo. El cuidado del huerto también estará asesorado por el personal del Club.

¿Dónde te van a ofrecer tantísimos servicios a medida y vivir disfrutando del mayor hobby que hay que es el vino? No dudes en visitar el proyecto The Wine & Country Club para observar en primera persona todo lo que te contamos.