Back to all inspirations

Los enclaves más mágicos de Ronda
Sep 21, 2021

Author

wineblog

Share this article

rincones con encanto de Ronda

Ronda es esa ciudad que te envuelve y te atrapa.

Pero hasta que no estás entre sus calles no sabes exactamente lo que eso significa.

La magia de un pueblo del sur, en la reconocida Málaga es el escenario que atrapa a todos los visitantes y hace que más de uno se quede ahí a vivir. Es lo que sucede cuando entras en el entorno de Ronda y más si cuentas con la posibilidad de hacerte con una residencia en la zona que está por encima de cualquier expectativa y cumple con todo lo deseado: The Wine & Country Club.

Esta idea residencial no es solo un nuevo hogar en el sur de España, sino que es el retiro en el que la tranquilidad, privacidad y tus gustos prevalecen por encima del resto. The Wine & Country Club pone a tu disposición haciendas bodegueras de 5 a 7 hectáreas para que en ellas cultives tu propio viñedo, plantes tu propio huerto orgánico y disfrutes de todo aquello que te apetezca ya que gracias al servicio de concierge, este siempre estará disponible para ayudarte a conseguir o reservar cualquiera de tus aficiones.

7 lugares en Ronda que son pura magia   

 

Los baños árabes

 

Tras muchas idas y venidas que ha sufrido este lugar, finalmente en 1935 se restauraron las ruinas y resurgieron las tres salas de baño, la caldera, los sistemas de conducción de agua, las cubiertas con bóvedas de cañón y arcos de medio punto. Su historia, arquitectura y su actual estado de conservación hacen de este punto uno de los monumentos de obligada visita en la ciudad.

El Palacio de Mondragón

 

Este palacio, también conocido como Palacio del Marqués de Villasierra, es uno de los iconos mudéjar-renacentistas de Ronda. En él se mezclan la arquitectura árabe con la renacentista aplicada en siglos posteriores tras la reconquista por parte de los Reyes Católicos, los cuales residieron un tiempo en este edificio. Sus tres patios son el principal atractivo ya que ofrecen unas vistas espectaculares de la zona.

rincones con encanto de Ronda

La Casa del Rey Moro

 

Este enclave es un conjunto monumental que empezó su andanza en el siglo XIV. Está compuesta de una mina de agua musulmana, una casa de estilo neomudéjar y un jardín declarado de Bien de Interés Cultural. Además, este lugar es perfecto para acceder a través de él al río Guadalevín.

  

El Parador de Ronda

 

El mejor punto de la geografía rondeña. Este edificio, antigua casa consistorial, que alberga el Parador de Ronda cuenta con las mejores vistas de la ciudad gracias a estar ubicado en uno de los laterales del Tajo. Además de contar con unas estupendas habitaciones, también tiene entre sus paredes jardines, piscina y terrazas. Desde el Parador de Ronda podemos deleitarnos con la hoya de Ronda, el tajo, la cuesta del cachondeo (muy famosa por ser el último tramo de los 101 kilómetros que organiza la legióen el mes de mayo), la Sierra de las Nieves y los Alcornocales.

 

La Ermita de la Virgen de la Cabeza

 

Como toda buena ermita, no se encuentra en el centro de la localidad. A 4 kilómetros se localiza este monumento que data del siglo IX X y que estuvo habitado desde su nacimiento hasta el siglo XVIII. Pasaron casi dos siglos cuando en los años 80 la Hermandad de la Virgen de la Cabeza restauró la ermita y actualmente mantiene activa.

rincones con encanto de Ronda

Puente Nuevo

 

Construido en la segunda mitad del siglo XVIII, su finalidad fue unir las dos partes que formaban parte de Ronda en aquella época: la zona moderna (donde se encuentran la Plaza de toros y el Parador) y la ciudad. El material utilizado para su construcción fue la propia piedra del fondo de la garganta. Tuvo un primer intento de construcción en 1735 pero se produjeron fallos estructurales que provocaron su colapso; una vez construido, fue durante mucho tiempo una cárcel; y su levantamiento corrió al cargo de la Real Maestranza de Caballería y los impuestos en la Feria de Mayo. Es considerado una de las obras cumbre de la ingeniería del siglo XVIII.

 

La Plaza de Toros

 

La Plaza de Toros de Ronda está declarada como Bien de Interés Cultural y pertenece a la Real Maestranza de Caballería de Ronda, una de las instituciones más antiguas de la ciudad. Siendo una de las joyas arquitectónicas e históricas de la ciudad, es una de las más amplias del mundo con 66 metros de ruedo (diámetro de la arena en la que se torea).